La influencia de la alimentación en la Belleza

Somos lo que comemos.

Esta frase la hemos escuchado y dicho miles de veces, y ¡realmente es cierto!

La alimentación que ingerimos se refleja en nuestro cuerpo, afectándonos o beneficiándonos, y la piel es la primera que da muestras de ello.

Por eso tener una alimentación saludable es fundamental para tener bienestar y belleza. De poco sirve aplicar las últimas tecnologías y los mejores cosméticos, si no nos alimentamos correctamente.

Generalmente, la gente da más importancia al uso de cremas para mitigar los defectos de su piel y se olvidan de nutrirla y cuidarla desde dentro.

Por esto trabajar con un nutricionista en nuestros centros de wellness es tan importante. Ofrecer la información necesaria para que nuestros clientes puedan alimentarse de manera saludable y adecuada, según su tratamiento y necesidad en cada momento.

Si la alimentación es alta en grasas, esto se reflejará primero en la epidermis y finalmente en toda la piel, y un exceso de lípidos impedirá la correcta circulación y oxigenación de los vasos sanguíneos, lo cual en conjunto con otros factores (como cambios hormonales, bacterias, ciclo menstrual) puede detonar la aparición de impurezas, como barrillos, espinillas, etc